Pulsera del Patito Perdido

Hace más de 20 años un barco cargado de patitos de goma procedente de China naufragó a causa de una tormenta, liberando 29.000 patitos en el océano Pacífico. Desde entonces los patitos han viajado gracias a las corriente marinas, apareciendo en las costas de todo el mundo como por arte de magia.

Estos simpáticos compañeros de baño de niños y mayores, que se han convertido en objeto de colección, nos han servido de inspiración para crear una pulsera única y divertida, perfecta para dar la bienvenida a la primavera. Ahora puedes hacer que uno de estos patitos aparezca en tu casa con nuestra Pulsera del Patito Perdido.